¿Conoces la historia del Ferrocarril en Nuevo Laredo?

La empresa global Medline Inc. sigue apostando por Oradel
26 febrero, 2019
Ferrocarril en Nuevo Laredo: beneficios para el comercio
11 marzo, 2019

Como verdadera “historia sobre rieles” puede verse la presencia del ferrocarril en Nuevo Laredo. Según da cuenta el diario El Mañana, el primer tren pasó por la ciudad norteña el 20 de noviembre de 1881 y pertenecía a la compañía Ferrocarril Nacional Mexicano.

Este primer expreso, de paso por Nuevo Laredo, tuvo un largo recorrido, pues contempló en su periplo paradas en Monterrey, Saltillo, San Luis Potosí, San Miguel de Allende y Querétaro, para culminar su viaje en la Ciudad de México.

La historia revela que, desde principios de la década de 1880, las ciudades más importantes en los sectores comerciales de importación y exportación eran Matamoros y Camargo, por lo que Nuevo Laredo también comenzó a impulsar este medio de transporte con dos rutas que conectaban la ciudad con Laredo, Texas, a través de las líneas Tex Mex -procedente de Corpus Christi y Galveston-, y Great Norton, desde Kansas y todo el Este de Estados Unidos.

El actual Archivo Municipal de Nuevo Laredo fue la sede de la primera estación ferroviaria de la ciudad. Construida de madera inicialmente y reconstruida en piedra en 1914 después de ser incendiada por “Huertistas” (seguidores de Victoriano Huerta), la estación de ferrocarril es hoy uno de los sitios históricos mejor conservados de la ciudad.

La obra de reconstrucción estuvo a cargo de una compañía inglesa contratada por Ferrocarriles Nacionales de México. De estilo victoriano, se edificó con roca sedimentaria de tipo arenisca marina. Ubicado en la Avenida César López de Lara, a la altura de la calle Arteaga, el edificio fue declarado monumento histórico y patrimonio de la ciudad por el Instituto de Antropología e Historia de Tamaulipas.

En 2002 iniciaron los trabajos de remodelación del local, para que fuera utilizado para fines educativos y culturales, gracias a ello, actualmente es la sede del Archivo Histórico. Como dato singular podemos señalar que existe una segunda estación de ferrocarril en Nuevo Laredo, la cual fue edificada con ladrillo rojo en la década de 1950 y ahora funciona como la biblioteca municipal  “Estación Palabra, Gabriel García Márquez”.

Siempre valorado por las potencialidades de desarrollar el comercio fronterizo, el ferrocarril en Nuevo Laredo ha marcado la historia de la ciudad desde finales del siglo XIX. Personas ilustres de la política, la literatura y las artes se han llegado hasta allí en ese medio de transporte, entre ellos Porfirio Díaz, Gabriel García Márquez y Adolfo López Mateos. En resumen, el ferrocarril es uno de los símbolos más importantes de Nuevo Laredo.

1
×
Hola 👋 🏭
¿En qué puedo ayudarte?