La importancia de la robótica en la cadena de suministro

Fabricantes de la industria automotriz producirán en conjunto hasta el 2025
13 julio, 2020
México, ¿el nuevo centro logístico de Norteamérica?
13 julio, 2020

La importancia de la robótica en la cadena de suministro

La integración de la robótica en almacenes y fábricas de todo el mundo ha sido una tendencia creciente desde hace varios años, pero el coronavirus está impulsando el uso de máquinas colaborativas como nunca antes en la cadena de suministro.

La emergencia provocada por el Covid-19 incentivó el aprovechamiento de las soluciones robóticas, especialmente en la industria médica, sin embargo, a medida que los fabricantes desarrollen estrategias para mantener a sus trabajadores seguros en el piso de fábrica, las aplicaciones de robots ganan terreno en los distintos sectores de manufactura. Además, en momentos de crisis, los robots pueden hacer que la producción se mantenga en condiciones seguras y eficientes.

Trabajo esencial durante la pandemia

A medida que los gobiernos implementan acciones agresivas para contener la propagación del Covid-19, las principales empresas de robótica analizaban si podían integrarse entre aquellas compañías consideradas como esenciales y fueron sus principales clientes los que insistían en que esto era posible, por lo que la implementación de la automatización y los robots puede ser una oportunidad de vanguardia no solo en momentos de crisis, sino también en tiempos de bonanza.

De acuerdo con Mike Cicco, Presidente de FANUC, la coyuntura ha generado conciencia sobre la cantidad de robots y automatización que existe en las empresas de manufactura a nivel mundial y afirma que éstas permiten que las personas puedan mantener su distancia y reducir las multitudes en el piso de fabricación.

El efecto del Covid-19 en la cadena de suministro

La crisis sanitaria ha llevado a las empresas a examinar y replantearse sus cadenas de suministro. Además, la industria robótica también ha enfrentado este cambio, sin embargo, se ha logrado adaptar a los nuevos desafíos mejor que otros sectores.

De acuerdo con Jürgen von Hollen, presidente de Universal Robots, la crisis significó alejarse de la solidez de la cadena de suministro, por lo que se tomaron medidas para descubrir cómo ser viables.

Robots y sanitización

El Covid-19 es un virus que, dependiendo de determinadas superficies, puede permanecer activo durante varios días. Por lo tanto, mantener la máxima limpieza ha sido clave para reducir la posibilidad de contagios y en este rubro, la robótica ha sido esencial, ya que durante las semanas críticas de la pandemia, las soluciones fueron clave en la desinfección de los espacios de trabajo. De hecho, las capacidades de desinfección de los robots han generado gran interés en las empresas que buscan mantener sus operaciones.

Operar a distancia ha sido un desafío para la mayoría de las empresas, sin embargo, aquellas con enfoques a procesos digitales y con capacidades en la nube han podido hacer frente de una manera más eficaz a la emergencia.

El escenario post Covid-19

La disrupción provocada por el coronavirus ha modificado las operaciones de las empresas y algunos de estos cambios podrían permanecer tras la emergencia. A diferencia de otras crisis, como la recesión de 2008, la pandemia realmente está modificando la forma de hacer negocios.

Además, la nueva normalidad generará un aumento significativo en la demanda de productos, así como un reto para las empresas en la captación de talento, ya que deberán mantener a sus equipos comprometidos y enfocados.

No obstante, está claro que la flexibilidad será la nueva norma, y la adaptación a nuevas formas de trabajo contribuirá a la supervivencia de los negocios; sin embargo, garantizar la seguridad será clave una vez que los empleados puedan volver a sus instalaciones de trabajo.

El futuro de las fábricas en México

Tras la pandemia, es probable que se genere un resurgimiento de fabricación de productos en Norteamérica entre ellos México, como preferencia sobre el comercio tradicional entre Estados Unidos y China.

La volatilidad arancelaria de 2018 y 2019 evidenció los riesgos de las cadenas de suministro dependientes de China, sin embargo, esto no hizo que los fabricantes colocaran sus operaciones en Estados Unidos, sino que se diversificaron lejos de China estableciéndose en otros países en sureste asiático como Vietnam, Tailandia y Camboya, que representan una alternativa de menor costo.

La concentración inicial de la pandemia en China parecía acelerar la tendencia antes descrita, pero algo que se ha observado con el Covid-19 es que ningún país está a salvo de sus consecuencias, por lo que las empresas han tenido que mantener abiertas algunas fábricas y cerrar de manera repentina otras haciendo frente al desafío de logística que eso conlleva.

Además, algunas empresas han señalado que presentan problemas con el cierre de fábricas o bien con la escasez de personal en México y aunque los gobiernos locales están permitiendo la reapertura paulatina de negocios difieren con los estándares que está tomando en cuenta Estados Unidos para esa misma situación. 

Considerando lo anterior, una solución es la construcción de más fábricas en una mayor cantidad de países, incluyendo a Estados Unidos para no desestabilizar las cadenas de suministro.

Por otra parte, en cuanto a la automatización, en la actualidad las empresas están buscando la forma de atraer más personas a sus fábricas, sin embargo, el aumento de los salarios en Asia y los aranceles entre Estados Unidos y China han disminuido el atractivo económico de la industria manufacturera de la región, especialmente si las empresas pueden reemplazar a los empleados con maquinaria y así reducir gastos.

En la actualidad existen empresas estadounidenses que obtienen aproximadamente la mitad de sus ingresos de México y el monto restante, de Estados Unidos, sin embargo nuestro país difícilmente se vería beneficiado de una fabricación más centralizada.

El hecho de que una posible guerra comercial entre Estados Unidos y China coincidió con la reestructuración del Tratado de Libre Comercio de América del Norte tuvo un impacto lento en la inversión extranjera directa en México, ya que las empresas se mostraron reacias a realizar nuevas inversiones antes de conocer realmente las reglas comerciales.

Con los aranceles aún vigentes sobre importaciones de China, existe un interés por contar con plantas cerca del mercado final y México es considerado por el mercado como un gran lugar para hacer negocios.

Con los aranceles aún vigentes sobre importaciones de China, existe un interés por contar con plantas cerca del mercado final y México es considerado por el mercado como un gran lugar para hacer negocios.

Open chat