Estrategia para innovar las empresas manufactureras

El T-MEC genera oportunidades para la frontera norte de México
3 agosto, 2020
Las consecuencias económicas de la alteración de las cadenas de suministro globales
3 agosto, 2020

Estrategia para innovar las empresas manufactureras

Con la experiencia del confinamiento y el cambio económico, las empresas manufactureras plantean implementar innovaciones tecnológicas ante un mundo cada vez más globalizado. 

Se requiere desarrollar una estrategia tecnológica flexible ante los cambios, para garantizar la recuperación progresiva, globalizada y con un valor diferencial ante la competencia. 

Proyectar los beneficios de las innovaciones tecnológicas 

De acuerdo con James Hernández, Cofundador y Presidente de Trust Corporate, para que una empresa lleve a cabo una innovación, debe identificar la necesidad y generar una evaluación de los costos que implica, ya sea desde el punto de vista tecnológico, de procesos o de producto. Con esto, se hace una estimación de los costos para evaluar si es mejor hacerlo dentro de la empresa o por medio de la contratación de un outsourcing. 

Una vez que se obtienen los costos, las empresas manufactureras hacen una estimación del impacto en la adquisición del producto final por parte de los consumidores.

Cuando se obtiene el costo del producto, se hace una estimación de las incidencias directas de ese nuevo bien, por ejemplo, la manera de tecnologización del proceso en las ventas. 

El costo de no innovar en tecnología

El hecho de no innovar constantemente en la fabricación de un producto, en un mundo globalizado, lleno de avances tecnológicos constantes y tan tecnificado hará que el producto desaparezca, por más bueno que sea el bien, si no existe una innovación tecnológica de procesos que incidan en un nuevo producto o en el ya existente.

Para evaluar si el costo de incorporar tecnología es asumible, se debe tomar en cuenta que existen tres áreas fundamentales que trabajan entrelazadas en una organización: el área productiva o de operaciones, el área de comercialización y marketing, y el área financiera. 

El área productiva-operativa tiene que determinar la viabilidad operativa del producto y a su vez en las innovaciones, lo cual va ligado al proceso financiero-contable, ya que se deben determinar los costos, no solo de la parte operativa, sino de todo lo que ocurre en la organización. 

Una vez que se obtienen el producto como tal, el área de comercialización determina las estimaciones de ventas necesarias para estar por encima del punto de equilibrio y alcanzar los resultados de utilidades esperadas por la organización, con el fin de generar proyecciones de crecimiento dentro de la empresa.

El área financiera llevará a cabo el seguimiento de todas las partes del proceso, porque mientras más conocimientos tenga de los procesos, avances y resultados, podrá tener un mejor control de las finanzas de la empresa y realizar una mejor administración de los recursos, con el fin de poder tener los resultados esperados o por encima de los esperados por la organización. 

Con la implementación del proceso antes descrito, la empresa tendrá la posibilidad de generar alertas en caso de que exista alguna discrepancia entre lo planteado por las unidades productivas y de comercialización y que afecten directamente a la organización. 

Oradel, a favor de la innovación en la industria manufacturera

Una de las ventajas competitivas de Oradel Industrial Center es la amplitud de sus reservas de tierra, que permiten el desarrollo en lotes desde 3 hasta más de 100 hectáreas, por lo que las empresas manufactureras que se establecen pueden rentar o comprar naves industriales de acuerdo a sus necesidades. Esto les permite contar con el espacio necesario para implementar innovaciones tecnológicas en sus procesos y operaciones.

Open chat