Las consecuencias económicas de la alteración de las cadenas de suministro globales

Estrategia para innovar las empresas manufactureras
3 agosto, 2020
Prevén recuperación en corto plazo del sector de naves industriales
3 agosto, 2020

Las consecuencias económicas de la alteración de las cadenas de suministro globales

La interrupción de las cadenas de suministro generada por los efectos de la pandemia del Covid-19 es un acontecimiento único, ya que está generando una recesión a nivel mundial. 

De acuerdo con Dalia Marin, Profesora de Economía Internacional en la Universidad Técnica de Múnich y Miembro del equipo de investigación del Centro de Investigación de Políticas Económicas, durante casi treinta años, las cadenas de suministro globales fueron los motores de la globalización económica. De 1990 a 2008 provocaron la expansión del comercio y representaron entre 60% y 70% de su crecimiento, sin embargo, doce años después, se han estancado.

En la actualidad, debido a la pandemia del Covid-19 se ha generado una recesión con contracción de oferta y la incertidumbre puede desacelerar la expansión de las cadenas de valor globales por lo menos en un 35%. Debido a que el comercio mundial ya no se está expandiendo en comparación con el Producto Interno Bruto (PIB) mundial, si la situación continúa así, las empresas podrían repatriar sus operaciones desde Asia y a otras partes del mundo. 

Sin duda, una reducción de la producción de las empresas en todo el mundo creará una recesión diferente a cualquiera anterior, ya que en perspectivas para el próximo año, el FMI, la OCDE y otras organizaciones internacionales proyectaron una recuperación en forma de V, la cual implica un periodo de estabilización corto y una rápida recuperación con el ritmo de crecimiento económico. Sin embargo, dada la importancia de la disrupción de las cadenas de suministro en la crisis actual, esta recesión es considerada como única. 

Para anticipar una recuperación se deben entender los efectos de la recesión en las cadenas de suministro globales, porque un eslabón roto puede alterar toda la red de producción de un sector y dichas alteraciones pueden extenderse hacia toda la economía, dependiendo de la importancia del sector como proveedor de insumos para otros sectores.

No hay que olvidar que las empresas son vulnerables de diversas maneras. Por ejemplo, los proveedores que fueron afectados por el confinamiento, imponen pérdidas de producción a sus clientes en el momento en el que el insumo que producen en específico para el cliente y conlleva un alto nivel de investigación y desarrollo, por lo que en estos casos, la decisión de cambiar de proveedor se convierte en un proceso costoso y lento; pero, en realidad, las alteraciones relacionadas con la pandemia son consideradas como únicas. 

Tras investigar tres décadas de desastres naturales importantes en Estados Unidos, Jean-Noël Barrot y Julien Sauvagnat del MIT, descubrieron que para los proveedores que fueron afectados por una inundación, terremoto o situación similar, el crecimiento de las ventas de las empresas sufren una caída de entre 2% y 3%. 

En estas circunstancias, Dalia Marin considera que la única opción es incentivar el crecimiento de sectores específicos por medio de programas de estímulo. Sin embargo, los nuevos modelos macro de la pandemia sugieren que un sector específico puede generar el mayor impulso fiscal por dólar invertido, pero en una pandemia en la que el 50% de la economía está totalmente cerrada, no se compara con una economía en la que toda actividad colapsa un 50% como en una depresión.

Por lo tanto, la mejor manera de maximizar el impacto de un estímulo fiscal es identificar a las industrias que no son sustitutivas. Por ejemplo, en Alemania, como en otras partes del mundo, el sector automotriz es insustituible, ya que tiene una relación complementaria con el resto de la economía, porque entre más autos se adquieren, mayor es la demanda de autopartes, además esta industria importa solo el 29% de sus insumos, comparado con el 76% de los textiles. 

Al identificar e impulsar las industrias no sustitutivas a nivel mundial, como son los alimentos, bebidas no alcohólicas o médica, se puede generar un impacto positivo en la economía mundial. 

Oradel Industrial Center busca ofrecer espacios industriales para empresas internacionales establezcan sus operaciones de manufactura en México en una ubicación estratégica y muy cercana a los puentes internacionales.

Open chat