Acciones para capitalizar las oportunidades del T-MEC

Tamaulipas reporta récord de inversión extranjera en primer trimestre
13 julio, 2020
Comercio electrónico como aliado de los fideicomisos inmobiliarios
3 agosto, 2020

Acciones para capitalizar las oportunidades del T-MEC

El T-MEC refrenda el compromiso de México, Estados Unidos y Canadá con una integración comercial y productiva que promueve la prosperidad de todos los habitantes de América del Norte. Para México, este tratado es una oportunidad para enfrentar los retos del crecimiento que permitan cooperar regionalmente, para competir globalmente.

El Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN) permitió que México se posicionara como un actor relevante en el comercio mundial, lo cual fue resultado de la estrecha relación comercial y de integración con Canadá y Estados Unidos.

De esta forma, México construyó una plataforma de exportación industrial y manufacturera de clase mundial, que en 2019 posicionó al país como el noveno exportador mundial y lo consolidó como el segundo destino de inversión extranjera en América Latina, acumulando casi 590 mil millones de dólares entre 1999 y marzo de este año.

El nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá, que sustituye al TLCAN representa un mercado de 493 millones de habitantes, 18.3% del PIB mundial y el 15.9% del comercio global.

Áreas para asegurar el beneficio del tratado para México

A raíz del TLCAN, México aprendió a consolidar su integración productiva a los mercados mundiales y en particular a América del Norte, por lo que es vital diseñar programas y acciones orientados al aprovechamiento del nuevo tratado comercial que entró en vigor desde el pasado 1 de julio.

De acuerdo con Graciela Márquez Colín, titular de la Secretaría de Economía en México, se han identificado cuatro áreas para asegurar que el país se beneficie del T-MEC.

-Reestructuración de las cadenas de valor: Debido al contexto actual generado por la pandemia y los efectos del Covid-19, México es considerado como la mejor opción para recibir inversiones, con el fin de reestructurar de una forma efectiva las cadenas de valor, ampliar las que ya se encuentran en proceso de consolidación y crear nuevas a partir de la relocalización de procesos productivos al país.

Además, México cuenta con una plataforma de producción manufacturera de tecnología media y avanzada, así como mano de obra calificada, lo que permite al país participar en cadenas globales y regionales de valor.

Las tensiones comerciales existentes entre Estados Unidos y China abren una oportunidad comercial y de negocios para México en sectores y productos que dejarán de ser importados desde Asia y en los que nuestro país tiene ventajas competitivas para integrarse a las cadenas de proveeduría, fortaleciendo la producción nacional.

-Impulsar las industrias del futuro y las que cuentan con un alto valor agregado para fortalecer la plataforma exportadora: La Secretaría de Economía, por medio de Data México, una herramienta de análisis de complejidad productiva, busca apoyar a las regiones, estados e industrias a que reconozcan las oportunidades de diversificación e innovación que existen.

De igual forma, la digitalización creciente en los procesos productivos y de intercambio, exigen promover a la industria de la información como eje transversal para conectar los esfuerzos en esta área.

-El avance de la automatización y el Internet de las Cosas generará cambios en la producción de bienes y servicios: Para la Secretaría de Economía es de suma importancia capacitar a los trabajadores acerca de nuevos conocimientos y habilidades requeridas por la Cuarta Revolución Industrial. El desarrollo y capacitación de la fuerza laboral debe llevarse a cabo de forma congruente con las vocaciones productivas de cada región y con las industrias del futuro.

-Generar un comercio verdaderamente incluyente: Con base en los capítulos de Comercio Digital y de PyMES, la entidad gubernamental impulsará la participación de pequeñas y medianas empresas en las cadenas regionales de valor, intensificando los programas de capacitación y desarrollo de habilidades empresariales.

La importancia del T-MEC

En la actualidad, este tratado es el principal instrumento comercial para reactivar la economía de Norteamérica tras el Covid-19. Lo anterior se debe a que el acuerdo dota de certidumbre jurídica al comercio y a la inversión en la región. Además, permite que América del Norte continúe siendo una región competitiva y abierta al libre comercio. Todo esto hará que México siga posicionado como un socio comercial estratégico, confiable y atractivo para la inversión, tanto nacional como extranjera.

Por lo anterior, Oradel Industrial Center es una opción que otorga diversas ventajas a empresas internacionales que busquen establecer sus operaciones en México, ya que se encuentra localizado en la “NAFTA highway” y a solo 10 minutos de los puentes internacionales, contribuyendo con el comercio exterior entre ambos países.

Open chat